MI PRIMER BIEN RAÍZ, CLAVES Y CONSIDERACIONES PARA UNA BUENA COMPRA.

Cuando tomas la decisión de comprar la primera vivienda, te enfrentas a un proceso largo y lleno de interrogantes que no siempre sabes cómo enfrentar. La primera complicación a la que te ves enfrentado es al desconocimiento, el proceso y el tiempo que toma la tramitación desde su inicio a término que involucra la compra.

Así también debes considerar que es muy difícil encontrar un inmueble perfecto o que se adapte 100% a tú real necesidad. Los expertos indican, que se trata de una decisión satisfactoria cuando el 80% de los factores están satisfechos. Según lo anterior, los aspectos clave para la correcta toma de decisión en la compra de un inmueble se pueden dividir en dos grupos: los factores externos, relativos al sector o ubicación, al proyecto y al producto inmobiliario; y los factores internos, relacionados con los objetivos e intereses personales de la adquisición, como decidir entre una casa o departamento.

Financiamiento: Es lo primero que debes considerar al momento que iniciar el proceso, esto es, saber con qué recursos cuentas, para lo cual debes estimar, tu renta líquida promedio, tu capacidad de ahorro, nivel de endeudamiento y finalmente con cuánto dinero ahorrado cuentas, ya que necesitarás un pie de entre 10 % y un 20 % del valor total, a fin de disminuir la carga de dividendos y bajar la relación deuda/patrimonio. Los financiamientos hipotecarios en su mayoría son otorgados y pagados en UF, lo que significa que el dividendo mensual se incrementará en el tiempo (variación de la UF ). Además, se deben considerar los costos de los seguros, ya que a veces estos son los que marcan la diferencia en el precio final del dividendo.

Ubicación y entorno: El entorno y crecimiento urbano son cada día más importante a la hora de pensar en la ubicación escogida, ya que se relacionan con las posibilidades económicas y proyectos futuros, dentro de este último, punto es vital revisar acuciosamente la accesibilidad, la clave está en comprar en zonas emergentes de la ciudad, paralelamente es bueno informarse sobre el plano regulador a la que la comuna que te interesa este afectada, conocer sus límites y proyecciones.

Qué tipo de vivienda necesitas: Es el tercer aspecto a considerar, el tipo de bien raíz que más te acomoda y sus características generales dependiendo de tus necesidades personales (soltero, casado, con o sin hijos) la decisión de compra no debe olvidar ciertas necesidades futuras, como por ejemplo ,movilidad laboral, cambios en la situación económica, Se recomienda que la compra del inmueble sea evaluada como un “producto estandarizado” a fin de que pueda ser fácilmente arrendado o vendido. ¿Casa o departamento?, ¿nuevo o usado?, ¿en el centro de la ciudad?, ¿o autoconstrucción? En este contexto, y dada la gran cantidad de factores a tomar en consideración se recomienda además ver la alternativas de departamentos o casas usados ya que los valores estarán directamente relacionado a todo lo anterior.

Antecedentes mínimos: En la actualidad tanto las personas como las empresas tienen más acceso a las instituciones bancarias y sus distintas alternativas hipotecarias. Los requisitos básicos para acceder a un crédito hipotecario son, contar un contrato de trabajo indefinido, antigüedad laboral y una renta mínima que cada institución determina. La edad es otro punto importante en el cual pensar, puesto que está estrechamente relacionado con el plazo al cual puedas optar.
Tómate tu tiempo, persevera y no desistas, revisa todos los puntos antes comentados, asesórate por especialistas en el área como abogados, ejecutivos bancarios y agentes inmobiliarios, así minimizas los riesgos y aminoras el tiempo de búsqueda.

ED Gestión Inmobiliaria.-

Compartir:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *